miércoles, 17 de octubre de 2012

Para qué sirve la educación

Esta es una pregunta que se hacen miles de jóvenes hoy en día: "¿de qué me sirve estudiar? si yo estoy mejor en el parque con mis amigos o jugando a la "Play" o saliendo por ahí". Cierto es, que cuando eres joven y empiezas a tener un vinculo de unión tan grande con tus amigos te puedes plantear esto, pero a la larga, la mayoría de los jóvenes que dejan los estudios vuelven a estudiar cuando son mayores, ¿por qué?. Al final va a tener razón el dicho de "deberíamos ser viejos antes que jóvenes".
 
Para mí la educación es todo lo que hace a una persona diferenciarse de los animales, es esa chispa mágica que hace que tu vida tenga sentido. Aprendemos desde que venimos a este mundo a adaptarnos al medio en el que vamos a vivir, aprendemos a respirar y a llorar, aprendemos a conocernos a nosotros mismos, nuestras manos, nuestros pies...aprendemos a gatear, a andar, y a pedir las cosas. Nuestros padres nos enseñan poco a poco a hablar y la educación básica: "por favor y gracias", y cuando vas a la escuela aprendes a socializarte con los demás, aparte de que te enseñan a leer, a escribir, a sumar y a restar, cosas básicas para la vida diaria de hoy en día.
 
La educación no sólo es ir al colegio y aprender conocimientos de diferentes materias, la educación es todo lo que te rodea. Por lo tanto la educación social que tú recibes desde que naces, se tiene que ir complementando con la educación que recibes en el colegio, el instituto, y/o la universidad, donde te forman para ser una persona de provecho en el mundo laboral.
 
Quizás el problema de las cifras tan alarmantes del abandono escolar en España, sea problema del sistema educativo español, que cambia a la par que cambia el gobierno, y tanto cambio no puede ser positivo. Quizás los alumnos necesitan un sistema que realmente se preocupe por ellos, por sus necesidades, que les transmita el significado de las cosas y no solamente lo material, un sistema que les entienda. Como dice mi profesor de sociología: "no todos valemos para todo, pero si valemos para alguna cosa". Solamente hay que hacer que los chicos lo descubran y pierdan su miedo a triunfar en el ámbito educativo, que descubran su estrella, su brillo, si chispa...su magia.
 
Adjunto un vídeo sacado de la película Coach Carter, en el que los chicos han descubierto esa chispa, gracias a un profesor que no sigue el sistema educativo, si no que se preocupa realmente por los chicos:

 

3 comentarios:

  1. Según algunos de nuestros políticos la educación, no debe significar mucho, ya que cada día se interesan menos por ella. Los pueblos sumidos a la ignorancia son más manejables, la cultura siempre ha sido temida por los manipuladores.
    Un saludiño,
    Rosa María Milleiro

    ResponderEliminar
  2. Hola, Antonio

    La educación, la cultura, la cortesía, el respeto, los derechos y obligaciones, son parte fundamental de nuestro desarrollo como personas, aunque tiende a que se olvide.

    Buena entrada, hace reflexionar.

    Besotes.

    ResponderEliminar